¡Democracia SI, Dictadura NO! ¡Todas las Mujeres Contra Todas las Violencias! ¡Exigí Todos Tus Derechos!


Noticias

Tambores de arrebato

Parecía una mañana cualquiera de esta “canícula húmeda” que nos pronosticó INETER. El sol nos aplastaba con todo el esplendor que puede desplegar en esta Managua desmarimbada y maltrecha por el desgobierno municipal.

Me preparé para un plantón más, como los cientos que hemos organizado, acompañado y a veces,

padecido en tantos de años de autoridades con discapacidad auditiva hacia las demandas ciudadanas.

Una vez más, iríamos a pedir Justicia frente a la Corte - que algunos no sin razón llaman de la Suprema Injusticia - como tantas veces nos hemos plantado.

Debo reconocer que no tenía tantas ganas de asolearme, pero la vocecita interior no dejó que miS brazos condujeran el carro hacia la oficina. Y la negociadora, después de un pequeño forcejeo, terminó diciendo: bueno, pero un ratito nada más. De todas maneras, ahí va estar la fulana o la otra y siempre tenés algo que hablar con ellas. Y no es que el motivo del plantón no me moviera, el asma me ha estado pasando la factura por mis amigas fumadoras, por las calles contaminadas y por tantas cosas que podrían ser diferentes.

Al llegar, imágenes como las de siempre en estas actividades: mantas, pancartas, amigas, conocidas, no tan amigas, no tan conocidas, algunos hombres, un megáfono por acá, un micrófono por ahí, consignas, saludos, besos y abrazos. También estaba la policía en cantidades modestas, los medios que tantas veces nos han acompañado y dado voz.

Pero también había algunas novedades: las amigas de Matagalpa vinieron con sus tambores sonoros y profundos. En una esquina de la Suprema lucía un tendedero, lleno de brassieres, calzones, latas de cerveza y el anuncio de una cerveza nacional que nunca me había sonado tan dramático: Cualquier excusa es buena..... Y claro que no se refería a los motivos para hacer un plantón, o a la protesta frente a las autoridades con discapacidad auditiva.

Ese lema leído después de la aberrante sentencia que liberó a Farington Reyes culpable de violación cobraba otra dimensión. Juana Méndez en ella “explica” cómo la ingesta de cerveza provocó en el violador un “arrebato y desenfreno sexual” que lo llevó a cometer el crimen.

Y como no era suficiente, Chicón ampliaba diciendo que de todas maneras, una mujer que sale a divertirse ya está “medio violada”.

Ahí estaban las “excusas” para liberar a un delincuente, que seguramente alguno de ellos habrá dicho: delincuente sí, pero NUESTRO delincuente, parafraseando a aquel presidente de los Estados Unidos que defendía Somoza diciendo que era un HP, pero es SU HP.

Volviendo a la escena, veía a mis amigas y cómplices de tantas locuras salirse a la calle, gritar consignas, sonar chischiles, cantar y bailar con los tambores, hasta que de repente un camionetón vidrios oscuros trata de entrar sin contemplar a las manifestantes. Como picadas de abispa, brincamos y no para quitarnos del camino, sino para impedir el atropello cerrando el paso: era Chicón quien iba dentro. Ya no tenía la mirada “doctoral” de ingraduado de Francia que suele

poner ante los medios cuando se deja decir alguna de sus frases de célebre recordación por descabelladas. Sus ojos parecían platos, mientras protegido por los vidrios se le veía gritar con el corazón en la boca, retrocedéeeeee... a su  conductor.

Un chirrido y el camionetón voló. Se le había acabado el coraje y sintió de cerca a las voces de la justicia, que a él se le antojaban justicieras.

Hasta ese momento, todo se movía con tranquilidad, muuuucha tranquilidad. Pero el sol empezaba a calentar fuerte, igual que la rabia de años de ser desoídas.

Unas cuantas de esa mujeres “sazonas”, canosas varias de ellas, abuelas otras, o en edad de ser abuelas si hubieran entrado en la horma social, diabéticas, hipertensas, se juntaban por ahí con otras, no tan “sazonas”, pero corridas. Sus espíritus transgresores estaban inquietos. Llegó el momento.

A una y muchas voces, emprendimos el ingreso a la Corte. La Policía y los de la seguridad medio reaccionaron, pero no lograron impedirlo del todo. Cerraron el portón grande, pero no fueron suficientemente rápidos para cerrar el pequeño. Y por ahí nos colamos. Un grupo había entrado y los de la seguridad trataba de cerrarnos el paso.

Algunas siguieron avanzando, mientras otras sosteníamos el punto de la entrada. Es un portón de metal de una puerta pequeña. Desde dentro, unos seis policías y de la seguridad pujaba por cerrar, desde fuera otro tanto, jalaba para cerrar, y en medio YO, empujada por unos y jalada por otros, con el brazo y la pierna impidiendo la cerrada y gritando que esa es una institución pública y tenemos derecho a entrar.

No sé cuánto tiempo fue ese primer forcejeo, pero me pareció una eternidad. Mi corazón batía como los  tambores de la Batucada Feminista de Matagalpa en mis oídos. Uno de la policía trataba de doblarme los dedos para que quitara la mano del portón. Otro me halaba el brazo desde fuera. Junto a mí, el hoy calificado como “iracundo” Gonzalo Carrión del CENIDH pedía respeto. Bertha Inés advertía que me iban a fracturar. El barullo era ensordecedor. El caos estaba armado, los gritos, los pitos, los chischiles, las consignas. En ese momento, recuerdos que tenía sumergidos en esquinas escondidas de mi memoria regresaban sin llamarlos: cómo resistir pacíficamente y .... no tan pacíficamente.

Mientras los de la seguridad y la policía trataban de doblegarme. Una compañera ni muy ágil, ni muy esbelta se cruza por el portón grande y el grupo que había ingresado lograba plantarse frente al edificio principal.

Hora de dejar la posición del portón pequeño y agarrar aire. El grupo estaba partido por el portón. Todavía quedaba un buen contingente afuera.


A PHP Error was encountered

Severity: Warning

Message: mktime(): It is not safe to rely on the system's timezone settings. You are *required* to use the date.timezone setting or the date_default_timezone_set() function. In case you used any of those methods and you are still getting this warning, you most likely misspelled the timezone identifier. We selected the timezone 'UTC' for now, but please set date.timezone to select your timezone.

Filename: noticias/ver.php

Line Number: 25

A PHP Error was encountered

Severity: Warning

Message: date(): It is not safe to rely on the system's timezone settings. You are *required* to use the date.timezone setting or the date_default_timezone_set() function. In case you used any of those methods and you are still getting this warning, you most likely misspelled the timezone identifier. We selected the timezone 'UTC' for now, but please set date.timezone to select your timezone.

Filename: noticias/ver.php

Line Number: 25

Fecha: Jul 28, 2011